¿Por qué es mejor consumir agua purificada?

0
1974
views

 

Además de tener un mejor sabor, el agua purificada está libre de microorganismos y bacterias y sin partículas sólidas e impurezas..

Durante la época de calor, la necesidad de una buena hidratación aumenta debido a la sudoración,  por lo que es importante beber líquidos con mayor frecuencia, sobre todo si estamos expuestos al sol o realizamos actividad física.

Pero no da lo mismo con qué tipo de líquidos aportamos a la hidratación de nuestro organismo, ya que los jugos y bebidas gaseosas aportan altos niveles de azúcares, que pueden resultar perjudiciales, mientras que los productos light contienen ingredientes poco saludables, por lo que lejos la mejor opción es el agua, sobre todo si es purificada.

Marcelo Fuchs, representante de Cerámica Stéfani Brasil en Chile, explica que hay que considerar que existen muchos conceptos de agua purificada y que a veces las empresas ofrecen solo agua desclorificada. “En realidad el agua  purificada debería eliminar las impurezas y partículas sólidad y ser libre de bacterias y microorganismos, por ende no tengo riesgo de contraer enfermedades por la ingesta del agua, cosa que sí sucede en comunas donde la calidad del agua es mala”, señala.

En relación al cloro, el empresario indica que no es algo que haga mal a nuestro cuerpo, ya que los estándares utilizados son teóricamente correctos, pese a que las mediciones en Chile son un tanto esquivas. “El tema del cloro es que afecta principalmente el gusto y el olfato, es un tanto desagradable tomarla”.

Fuchs agrega que  la mineralización del agua puede causar enfermedades estomacales, tal como le sucede a algunos extranjeros cuando visitan nuestro país.  “Chile es un país muy mineralizado, entonces eso va a ser más pesado para el estómago. También la calidad del agua depende de la región. Por ejemplo, de Témuco al sur el agua es más ácida, entonces cuando el agua pasa por un filtro que tiene carbón activado va a regular esta acidez”, precisa.

Ventajas del agua purificada

Frente a este escenario, lo ideal es consumir lo que se puede calificar como “agua sana”,  es decir sin bacterias ni microorganismo, sin partículas sólidas ni impurezas y con menos cantidad de cloro. Esto se puede conseguir a través de filtros especiales, como los que ofrece Cerámica Stéfani, que retienen partículas sólidas igual o mayores que 1 micrón, además de eliminar gustos, olores y hasta 99% de bacterias, esterilizando el agua.

Dentro de las ventajas del agua filtrada se destaca que puede ser consumida por niños y mujeres embarazadas sin la necesidad de hervirla. Lo mismo para personas con cáncer, ya que después de una radioterapia o quimioterapia, el sistema inmune queda debilitado y cualquier microorganismo puede causar alguna infección.

Además de esto, la purificación del agua permite reducir el sodio, por lo que se hace ideal para personas con enfermedades hepáticas, hipertensión o problemas renales. Asimismo,  disminuye el arsénico y el plomo, elementos que pueden llegar a provocar daño muscular, problemas de fertilidad y aumento de la presión arterial.

Los purificadores Stefani funcionan sin conexión eléctrica y no es necesario conectarlo al sistema de cañerías. “Se pueden poner en cualquier lugar de la casa o de la oficina, y es de fácil manejo para toda la familia y es ideal para la gente que no le gusta el agua de la llave. Nos hemos dado cuenta que hay muchas personas que cuando tienen esto filtros comienzan a consumirla, porque se dan cuenta que es buena”, afirma Marcelo Fuchs.

Los purificadores pueden encontrarse en www.hidratacion.cl , www.babytuto.com, www.sodimac.cl, www.babykidstore.cl y en distribuidores a lo largo del país.