MITOS Y VERDADES SOBRE LA MATERNIDAD: SER BUENAS MADRES Y NO MORIR EN EL INTENTO

0
765
views

Por: Catalina Calvetti

Este título te sonará un poco trillado, todas y todos hemos estado en una reunión familiar, junta con amigas, happy hour del trabajo y hemos oído transformaciones hermosas al momento de ser mamá o -por el contrario- crudas revelaciones sobre el embarazo, la lactancia y la maternidad.

Lo que realmente no se dice en estos eventos sociales son las presiones que como mujeres sentimos al momento de embarazarnos y comenzar a criar: la primera gran verdad es que todas queremos dar el mejor ambiente emocional y físico para que nuestro bebé crezca y se convierta en un adulto sano, pleno y feliz.

Y no podemos culpar del todo a la cultura o a la sociedad que nos bombardea constantemente con publicidad sobre alimentación saludable, nuevas formas de estimular intelectualmente a nuestros niños, cómo ser la super mamá trabajadora y a la vez presente en la vida de nuestros pequeños porque aunque esto no existiera, nosotras igualmente añadimos una cuota importante de autoexigencia al ser mamás.

¿Tuviste una madre hermosa? Quieres que tu hijo viva esa misma experiencia que tú, ¿tu madre fue dura y severa contigo? Quieres darle lo que no tuviste de niña y rodearlo de todo aquello que anhelaste. Porque lo queramos o no, nuestro niño nos confronta con nuestra propia experiencia infantil y nos moviliza para tratar de proveer experiencias enriquecedoras y muchas veces enmendar dolores tempranos.

Es por ello que quiero revelarte algunos mitos sobre la maternidad que te ayudarán a construir un estilo ameno contigo misma al momento de criar.

  1. No hay un solo modo de ser buena mamá

Hay millones! A veces nos volvemos un poco defensivas en nuestro estilo de ejercer la parentalidad y creemos que TODAS debemos llevarla del mismo modo pero lo cierto es que lo que te resultó a ti para apoyar a tu hijo a crecer feliz y sano, no necesariamente se aplica para mí.

La única regla que tengo sobre ser una buena mamá es justamente esto “ ninguna mamá que dice ser `buena´ ataca a otra y la hace sentir en menos por sus decisiones de crianza” Una vez una paciente me reveló que sentía mucha tristeza al publicar una foto de su bebé en redes sociales y ver un montón de comentarios negativos, juicios, criticas camufladas de consejos etc.

  1. Los niños son dulces, tiernos, inocentes

Y nuestra labor como madres es promover que crezcan para ser adultos dulces, tiernos e inocentes, es decir perfectos.

Groso error! Los niños a temprana edad comienzan a manifestar su temperamento y luego a desarrollar su personalidad, no son seres angelicales o regalitos de bondad, son eso y mucho más.

Aceptar la infancia estilo Disney nos llena de dudas e inseguridades y nos responsabiliza de los aspectos socialmente tildados como “negativos” de la personalidad de nuestro pequeño. Es importante recordar que no hay una “mala personalidad o un mal carácter” hay formas de ser diversas. Nuestro real deber como madres es orientarlos a vivir utilizando sus fortalezas y aceptando sus debilidades , no a sobre simplificar su personalidad.

  1. Los padres no deben pelear frente a los hijos

Quizás pelear no sea el término, pero es importante que los niños aprendan que en el transcurso de su vida van a tener conflictos y nosotros como sus adultos debemos mostrarles que esto no es algo malo, que podemos discutir sin dañar y finalmente llegar a un punto resolutivo de esto.

Una vez, vi a una chiquitita de unos 7 años con una tremenda crisis existencial al ver a los padres de una compañera gritarse, en su casa los papás se iban al auto en esas situaciones y no había visto nada más que amor. Luego de esto comenzó a tener pesadillas y hablar que el mundo ya no era un lugar bello y amoroso como en sus monitos, se había roto la burbuja.

  1. Explícales a tus hijos y ellos entenderán

Este punto me encanta porque es algo que está sumamente masificado, quizás porque, en nuestra cultura chilena, de niños o adolescentes no se nos permitía tanto tener opinión como hoy.

Quiero des-satanizar la frase “porque soy tu madre y yo lo digo” dado que no es del enteramente mala; los niños pequeños no entienden todo del mismo modo que nosotros queremos que lo hagan.

Es importante recordar que están en desarrollo, por ende conceptos amplios y complejos no van a lograr absorberlos en cabalidad y frente a eso es mejor explicar en términos simples y acordes a su edad.

También necesitan entender que hay jerarquías y el respeto a la autoridad, pues esto no es algo malo o castigador, muy por el contrario es un aspecto clave de vivir en sociedad.

Espera a que tu hijo crezca, comience la adolescencia o logre una madurez tal que pueda asimilar cabalmente tu explicación y luego argumente contigo, de lo contrario lo estás adultizando tempranamente.

  1. Por mucho que leas no hay un manual de maternidad

Muchas mujeres me consultan en terapia solicitando el modo `correcto´ de enfrentar cierto dilema con su hijo y la realidad es que eso no existe.

Por mucho que te prometan que con cierto estilo de crianza tu hijo crecerá siendo un ser adulto maravilloso, eso no es tal.

Cómo somos nosotros (los adultos involucrados en la vida del niño) predecirá cómo serán nuestros hijos, no lo que sabemos o leemos de parentalidad.

El mayor desafío y a la vez la mayor oportunidad como padres es ser aquel adulto en el que queremos que nuestro hijo se convierta, no podemos dar a nuestros hijos lo que no tenemos.

Quieres que tu pequeño se ame, sea resilente o empático? Entonces tendrás que empezar amándote a ti mismo primero, creer en ti y superar las adversidades con confianza interior y mostrar empatía en los momentos en donde esto es clave.

Quieres que tu hijita se encuentre hermosa? Entonces no basta con que se lo digas, ella ve en ti su espejo y si te la pasas juzgando lo gorda que estás, lo mal que te queda la ropa lo fea que te has puesto con los años probablemente ella se tratará igual al mirar su reflejo.

Lo que somos enseña mucho más que lo que decimos, así que debemos ser aquello en lo que queremos que nuestros hijos se conviertan” Joseph Chilton Pearce

espacioserintegral@gmail.com

https://www.instagram.com/ps.catalinacalvetti/

https://www.facebook.com/ps.catalinacalvetti

¿Qué opinas? Comenta, lo que piensas importa.