[Psicología femenina] Aún estás a tiempo: Conoce y detecta los celos

0
632
views

Por: Catalina Calvetti

Los celos son una de las problemáticas clásicas de la humanidad. Si uno se detiene a meditar en ello, hasta en la Biblia se tocaba la temática de los celos como uno de los conflictos principales del antiguo testamento.

Si se lo lleva a la vida cotidiana, todos hemos conocido a alguien que tiene problemas de celos (amigo, compañero del trabajo, etc) y en la familia uno puede testificar celos de algún familiar lejano (o cercano inclusive) hacia su pareja.

Y si bien existen distintos tipos de celos, de los que quiero referirme hoy se enfocan principalmente a los celos de pareja.

Los celos son unos sentimientos mixtos de alerta, aprehensión y miedo cuando se siente que una tercera persona está deseando de manera amorosa al ser amado.

Existen diferentes opiniones respecto de que si esto es un sentir positivo o negativo para las relaciones de pareja, y esta nebulosa da alero a las más bizarras conductas alrededor de la pareja.

Así que convengamos que un sentimiento leve, sin un desborde conductual y bien comunicado puede corresponder a celos adecuados dentro de la pareja.

El problema ocurre cuando estos celos se escapan de control y el sentimiento ya no es leve, sino exacerbado, las conductas son atropelladoras e invasivas y la comunicación no tiene sentido alguno.

¿Sabías que hay una correlación directa entre problemas de celos y agresiones hacia la mujer? De hecho si pones atención a las noticias nacionales verás que hay una especie de patrón en todos los casos de femicidio que han estado ocurriendo y este denominador común es el componente celos.

Entonces, si sabes de alguien de tu entorno que es celosa o celoso, es importante dejar de minimizar esto; lo que ocurre realmente es que las personas que tienen un monto adecuado de celos no se identifica como celoso(a) o no tienen problemas frecuentes producto de esto.

Existe un cuadro que escapa a la salud normal llamado celotipia, este ocurre cuando los celos alcanzan un nivel tan elevado y negativo que merman el bienestar físico y psicológico tanto de la persona que lo siente como de su pareja y su entorno cercano.

Los estímulos más mínimos (como cruzar miradas con alguien, atrasarse en los horarios, no contestar inmediatamente el celular) son interpretados como situaciones de riesgo de pérdida del ser amado y por ello la persona que las siente arremete con todo para proteger aquello que siente le corresponde.

Es importante destacar que la mirada objetiva y neutral poco a poco va perdiendo fuerza, no es que alguien que tiene celotipia se insegurizó con el más mínimo detalle en un primer encuentro. Esto es un desarrollo o una involución que se acrecienta con el tiempo.

Lo mismo ocurre con las parejas de las personas celosas, la objetividad también se va perdiendo pues lo que comenzó como un pequeño mal entendido con el paso del tiempo es un pleito descomunal a raíz de detalles insignificantes.

Hay un grado de culpa importante en la persona que es celada, ya que el (la) celoso (a) le hace saber qué ha hecho mal y cómo debiese comportarse. Entonces internamente integramos el mensaje que “si actúo bien, mi pareja no se pondrá celosa”.

¡Nada más lejos de la realidad!, si usted es

celad@ constantemente se habrá dado cuenta que su pareja siempre encuentra motivos para insegurizarse y atacarla de infiel (coqueta o peor). El mayor mito consiste en esto: hay una conducta que frena el celo, cuando la triste realidad es que –a menos que su pareja celosa trabaje su problema- este conflicto no

cesará jamás.

El celado solo tiene dos alternativas: si efectivamente tiene otra relación es decidirse de una vez por todas, y si no tiene absolutamente nada que ocultar entones su pareja debe asistir a terapia.

Ahora bien, la tercera opción (y en esto no hay segundas opiniones) es que si la celotipia ha llegado al punto de agresiones físicas, psicológicas o verbales no hay punto de retorno. Es momento de dar por terminada esa relación.

Por más duro que suene, por mucho amor que las partes se profesen, nada ni nadie es merecedor de violencia!, nada justifica este tipo de trato y ese amor se ha transformado en una dependencia conflictiva.

Así que reflexione sobre esto, autoevalúese en su nivel de celos y converse con su pareja sobre este tema, evitemos que ocurran más ataques y femicidios a través de la reflexión.

espacioserintegral@gmail.com

https://www.instagram.com/ps.catalinacalvetti/

https://www.facebook.com/ps.catalinacalvetti

¿Qué opinas? Comenta, lo que piensas importa.