Cómo aprovechar la tecnología para que los niños sigan aprendiendo desde la casa

0
672
views
Cute little girl learning with tablet pc on the beach

–          Detener abruptamente el proceso de aprendizaje de los niños tiene consecuencias negativas, a corto y largo plazo.

Antes del estallido social, los niños chilenos ya tenían un índice de ausentismo escolar muy alto. 1 de cada 3 falta a clases lo suficiente como para tener problemas en su aprendizaje. En cifras, esto equivale a perder 20 días de clases al año, casi un mes. A eso se le suma la situación actual que vive el país, que dificulta tremendamente el acceso a clases de los alumnos, tanto de establecimientos públicos como privados. Mientras unos piden cierre del año escolar, otros acortan sus jornadas y tratan de cumplir con la entrega de los contenidos en el plazo previsto. “La realidad es que gran parte de los niños quedará con un vacío y no recibir clases en forma reiterada puede producir retrasos en el aprendizaje, además de provocar problemas en la adopción de rutinas”, explica Javier Arroyo, fundador de Smartick.com, método online de aprendizaje de las matemáticas para niños de 4 a 14 años.

Los datos de la Fundación Presente, entidad dedicada a trabajar por combatir el ausentismo crónico, muestran que este fenómeno es más frecuente entre alumnos de colegios municipales en comparación con los de otro tipo de administración. Los colegios también sufren los efectos del ausentismo de sus alumnos: los cambios e incluso inversiones que hacen no tienen los resultados esperados si los alumnos no van. Además, la ausencia de los niños daña la convivencia escolar y la reducción de su desempeño se refleja en las pruebas estandarizadas.

¿Qué pueden hacer los padres para complementar y apoyar la continuidad del aprendizaje de sus hijos en el contexto en el que está el país? La tecnología parece ser un camino viable en un Chile que este año pasó de registrar 86 conexiones móviles por cada 100 habitantes a tener 91,4 conexiones móviles cada 100 habitantes, según cifras del último reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Para esto existen plataformas en las que los niños pueden practicar materias como matemáticas (www.smartick.com) o lenguaje y comunicación (www.kdoce.cl) desde sus casas, a través de un computador o tableta, ambas materias centrales en el desarrollo cognitivo de los menores.

Estas plataformas ayudan a los niños, en sesiones breves, a mantenerse activos y a continuar aprendiendo. La recomendación es utilizarlas incluso en vacaciones. Para Arroyo, “las nuevas tecnologías son clave en el desarrollo de habilidades que se presentan como centrales en el presente y especialmente en el futuro. Es un error considerarlas menos que una sala de clase, porque el complemento es lo que ayuda a los niños a alcanzar su máximo potencial. Lo hemos visto en el plan piloto que estamos desarrollando con las 90 alumnas de cuarto básico del Liceo Rosa Ester Alessandri Rodríguez, de la comuna de Independencia. Más del 80% de ellas ha subido sus notas en esta materia”.

Sobre Smartick

 

Smartick es un método online de aprendizaje de matemáticas para niños de 4 a 14 años. Gracias a su sistema de inteligencia artificial, identifica de forma automática el nivel de cada niño y adapta los ejercicios de las sesiones a su perfil y velocidad de aprendizaje, ofreciendo contenidos que van más allá del cálculo mental y que refuerzan el pensamiento lógico y el razonamiento, al tiempo que mejoran la comprensión lectora.

“Esta startup fundada en 2009 por dos emprendedores españoles, Daniel González de Vega y Javier Arroyo, ha colaborado y recibido el reconocimiento de instituciones como el MIT (Massachusetts Institute of Technology), INSEAD, Harvard y Oxford. También la Comisión Europea le otorgó 1,3 millones de euros para poner en marcha un estudio con el objetivo de maximizar el rendimiento de los niños en edad escolar. Además, fue elegida como una de las 15 mejores startups mundiales de 2016 por el jurado de The Next Web en Nueva York, entre oros éxitos conseguidos. En 2016, la compañía inició operaciones en Estados Unidos y en la actualidad tiene presencia en Reino Unido, Sudáfrica, México, Colombia, Chile y Perú”

En estos 10 años, más de 50.000 niños de 100 países se han beneficiado del método. Actualmente, cuenta con un equipo de 60 profesionales, entre pedagogos, psicólogos, maestros, matemáticos e ingenieros.

¿Qué opinas? Comenta, lo que piensas importa.