Experto en psicología positiva explica por qué las personas no respetan el confinamiento y alerta que es urgente atender la salud mental de los chilenos

0
410
views

Un reciente informe de la Asociación de Municipalidades nos mostró la realidad actual, y cómo el encierro, el miedo a enfermarse, la lejanía de las familias, sumado a la inestabilidad económica, está causando estragos en la salud mental de los chilenos. Pese a eso, el miedo a contagiarse y a morir no es el más destacado, lo que a juicio del especialista explicaría el por qué las personas no respetan el llamado a no salir y se arriesgan a realizar manifestaciones. Esto sumado a una serie de otros factores que explica el experto.

“Quédate en casa” es el llamado que realizan las autoridades y miles de personas que pueden vivir hoy su cuarentena confinados, en condiciones cómodas y protegiéndose y protegiendo a quienes más quieren. Aún en esta situación, esas mismas personas ven sus emociones alteradas, sin saber qué ocurrirá en los próximos meses como consecuencia de la pandemia del Coronavirus.

Y si para ellos es difícil, para aquellos que hoy no tienen dinero para poder mantener sus hogares, o tienen algún familiar contagiado o las condiciones en las que viven hacen insoportable el encierro, estas alternaciones a la salud mental, son aún mayor.

Según el informe de la Asociación de Municipalidades de Chile (AMUCH), el 79,5% de las personas afirma que la crisis sanitaria afectó negativamente las emociones de su entorno cercano y entre las patologías más presentadas, un gran porcentaje afirma sentir ansiedad, soledad y dormir peor desde el brote pandémico. También destacan la agorafobia como síntoma y el Trastorno Obsesivo Compulsivo. Sin embargo, no aparece como un aspecto destacado el miedo a contagiarse o a morir.

En el estudio ante la pregunta sobre los sentimientos que aparecen en esta crisis sanitaria, el mayor porcentaje de respuesta apunta a el aburrimiento, la ansiedad y la frustración. “Estos tres aspectos son producto de la “obligación” impuesta de tener que dejar de vivir la vida que vivíamos y “que nos gustaba vivir”, por eso sentimos que nos aburrimos, no sabemos vivir de otra manera; y pasamos a la ansiedad, que es la inquietud de no poder hacer lo que acostumbrábamos a hacer, eso nos intranquiliza, inquieta; con lo que finalmente nos frustramos”.

El experto señala que llama poderosamente la atención que en dicho estudio, no aparezca el miedo a morir o a contagiarse como uno de los principales, lo que explicaría el mal comportamiento cívico que hemos demostrado, al no cumplir las ordenanzas que tanto el gobierno como los municipios nos han impuesto para nuestro bienestar.

“No estoy promoviendo el miedo irracional, sino más bien que al no presentar esta emoción las personas, queda demostrado que el mensaje de lo complejo de esta pandemia no ha calado en las mentes de las personas por lo cual el peligro a contagiarse no se ha transformado en una creencia y menos en una estructura mental, lo que claramente no genera importancia ni una conducta acorde”, agrega.

¿Por qué ocurre esto? El especialista entrega algunas pautas para entender:

  • Las respuestas y soluciones entregadas por el gobierno no llegan a la población y los mensajes están siendo ambiguos, lo que produce una acción de protesta por parte de algunos grupos y de desobediencia por otros, quienes no están dispuestos a esperar confinados, que la solución a sus problemas lleguen.
  • Hemos puesto a las mismas autoridades de gobierno que la gente no apoyaba ni creía en ellas, a hacer las vocerías todos los días, por qué ahora deberíamos creerles.
  • Un ejemplo a imitar, es lo que está haciendo Finlandia, país en el que el gobierno contrato a los principales influencers de Instagram para desarrollar su política comunicacional y “convencer” a las personas.
  • La propuesta es tomar este informe como un primer insumo e incentivar el desarrollo detallado por comunas, en donde la muestra sea representativa a cada comunidad.
  • Es imprescindible comenzar a pensar en políticas públicas que aborden la salud mental de las personas. Existen un sinfín de acciones preventivas que desde ya se pueden desarrollar, como lo es promover la actividad física y alimentación saludable con más fuerza, ocupando todos los medios de comunicación disponibles, sobre todo las redes sociales; formando agrupaciones de profesionales interdisciplinarios a trabajar en conjunto para adoptar medidas concretas (Colegios de psicólogos, coaches certificados, universidades, etc.)

El también escritor y autor de libros “Por todos los niños con Cáncer”, “¿Y si digo que no? Una historia de Autoliderazgo” y su más reciente “Antes de Vivir”, invita a realizar un trabajo profundo y una ayuda real para las personas que hoy están viendo afectada su salud mental, lo cual puede ocurrirle a cualquier, pero más aún a aquellos que hoy viven en una incertidumbre permanente y que no saben si mañana podrán incluso, alimentar a los suyos.

Para más información sobre este y otros temas de psicología positiva, puedes ingresar a www.antesdevivir.cl