[Entrevista Up!] Conoce cómo Patricia Rojas logró fundar su propio Holding

0
1048
views

Estamos viviendo tiempos bastante movidos en lo que es salud, trabajo, desarrollo y humano. Es en momentos como estos cuando se agradece poder conocer historias que inspiren o motiven a generar un cambio. El emprendimiento siempre será una alternativa de crecimiento, y en época de pandemia, se agradece poder llegar a consejos de personas experimentadas en este camino, así como conocer sus puntos de vista y reflexiones.  Hablamos con Patricia Rojas Urra, Fundadora del holding EV House, organización compuesta por 4 empresas (Lexwork, Hago Clases, Editorial Punto y Coma, y Startup Comedy) repasando la actualizad, el emprendimiento y el papel que este cumple en la crisis sanitaria.

  • ¿Cómo te iniciaste en el emprendimiento?

A los 7 años, tomaba los periódicos y revistas que iban quedando en la casa, los ponía en un carrito, me paseaba por toda la cuadra haciendo puerta a puerta, y con un pitch donde invitaba a los vecinos a “comprar el recuerdo de un hecho histórico”, los vendía como testimonio de una importante noticia del cual, a futuro, valía la pena tener un recuerdo. Eran tiempos donde no había internet y los periódicos y libros eran el único registro para rememorar de forma sencilla un gran evento. Luego, en el colegio, aprovechando la “buena prensa” que implica tener un rendimiento sobresaliente, vendía  resúmenes de los libros, los cuales estratégicamente ofrecía justo a 24 hrs. de las pruebas. Formalmente, al ingresar a la Universidad, participé en un Preuniversitario Social, y de ahí surgió un interés por generar soluciones en el ámbito educativo. Así fue como se funda la primera piedra del grupo Ev-House.

  • ¿Qué cosa te llevó a idear soluciones en distintas industrias? 

La visualización y conocimiento empírico de lo que implica tener una necesidad urgente, no satisfecha, y de cuyo saneamiento depende el progreso o cumplimiento de una meta. asimismo, soy una fiel creyente en la multidisciplina. Hoy, sobre todo con lo que estamos viviendo, la invitación es al conocimiento y capacitación integral, de manera tal de poder aportar en diferentes frentes, y no sólo en aquellos relativos a la formación profesional de cada quien. La transversalidad de la aplicación del conocimiento enriquece, e incluso, otorga puntos al valor agregado de cada propuesta.

  • ¿Crees que el emprendimiento es una forma de superación para la sociedad?

Definitivamente. Emprender es visualizar un problema, generar la solución, y crear un planteamiento de como concretarla. Esto necesariamente implica asociatividad de diversos actores, generación de puestos de trabajo, movimiento económico y, sobre todo, crecimiento.

  • ¿Cuál crees que es el rol de los emprendedores/emprendedoras e innovadores/as en Chile?

 Protagonista. Siempre en primera línea de lo que es la generación de las nuevas soluciones a las nuevas necesidades, que en su mayoría, son básicas (salud, alimentación, entre otras). El emprendedor es un ser que se adapta rápido, imagina mucho y propone medios de acción, teniendo incluso un plan B en caso de rechazo. Eso es lo que se necesita en Chile para volver a retomar el rumbo ascendente dentro de la región.

  • ¿Es en tiempos de crisis donde los y las emprendedoras deben tener un papel de gran relevancia?

Alimentación, Salud, Servicios digitalizados. Son los emprendedores los que ya están generando nuevas formas de “ir a la feria” a comprar las frutas y verduras. Son los emprendedores los que están generando a pasos agigantados la solución a aquello que las instituciones médicas o el gobierno no puede solventar en insumos médicos fundamentales para sobrevivir. Son los emprendedores los que hoy tienen el deber de digitalizarse para no ver morir sus esfuerzos de años, porque es a través de la digitalización que hoy deberemos aprender a interactuar; lo que iba a pasar en 10 años, está pasando ahora.

  • ¿Cómo ves el emprendimiento femenino en Chile?, ¿Es Chile un país emprendedor?

Chile es un país emprendedor, pero también es un país machista en proceso de cambio. Muy a mi pesar, estamos al debe aún en lo que es superar la brecha donde las mujeres estamos muy por debajo en las cifras de participación en la economía. Sin embargo, todo es oportunidad y ya estamos trabajando para que eso cambie. Dicho esto, creo que el emprendimiento femenino es lejos una de las actividades donde más podemos destacar las mujeres. Autores han planteado que somos las mejores por una gran ventaja: ¿quién más que un ser, que tiene la energía potencial de gestar una nueva vida (elija o no concretar ese camino), para gestar un negocio? estamos diseñadas biológicamente para generar algo nuevo, para proteger, para anteponerse a las circunstancias. Muchos hablan del pensamiento mágico, definido como la capacidad de relacionar ideas con otras de forma creativa y rápida, y eso en el emprendimiento es vital. Personalmente, si creo que la mujer corre con ventaja por su conciencia emocional y su olfato asertivo a la hora de sobrevivir ante un obstáculo. Lo que falta es que nos atrevamos más, pero reitero, ya estamos trabajando para eso. Hace rato ya comenzamos a pensar fuera de la caja, y probamos que nuestro lugar es el que elijamos y no aquél que la sociedad nos imponga (como la cocina).

  • ¿Estamos frente a un cambio de paradigma frente a la forma de innovar en el mundo?

Si. Hasta hace meses pensábamos en el siguiente paso en nuestro roadmap (ruta de trabajo), hoy estamos en un nuevo brainstorming para generar los nuevos roadmap. Las cuatro herramientas fundamentales para el emprendimiento (mindfullnes, resiliencia, empatía, felicidad) van a estar, incluso, por sobre la técnica. El mundo cambió y debemos ser conscientes de eso. El centro ahora es fundamentalmente la trascendencia de nuestra especie. Muchos hablan incluso de una “nueva normalidad”, y sobre la misma, debemos entender que lo que antes creíamos prioridad, hoy probablemente ha pasado a segundo plano. No se trata de tirar por tierra lo construido, sino de enfocar los esfuerzos al nuevo concepto protagonista: sobrevivir.